Lleva el color del sol en tu piel

Durante el invierno, el bronceado instantáneo Saint Tropez es una muy buena alternativa

Miriam Orellana

Nuestro centro de Estética & Cosmetología Miriam Orellana fue el primero en realizar el procedimiento de Saint Tropez en Chile. De eso han pasado 10 años y cada día son más los clientes que nos visitan en busca del bronceado perfecto.

Durante el invierno son muchas las personas que desean conservar el bronceado que adquirieron durante los días de más calor y aunque ya sabemos que excederse en la exposición al sol es sumamente nocivo para nuestro organismo, hay una alternativa que asegura muy buenos resultados sin descuidar la salud de la piel.

Hablamos del Bronceado Saint Tropez, método instantáneo sin sol que le permite a todo aquel que no está dispuesto a renunciar a una piel más tostada, continuar todo el año luciendo un aspecto glamoroso, activo y vital.

Una de las cualidades de este método es que sólo bastan 10 minutos para comenzar a ver resultados similares a los que se consiguen durante un par de semanas de vacaciones en la playa. Otra de las virtudes es que cuenta con múltiples lociones que logran distintas tonalidades e intensidades de bronceado.

Entre las recomendaciones que los y las clientes deben saber para cuidar el bronceado y así tener la certeza de que el aspecto tostado perdurará en el tiempo, les contamos que es importante practicar regularmente la exfoliación de la piel para así evitar que el bronceado se forme en capas que hacen que éste no se vea uniforme.

Otro consejo es hidratar diariamente la piel, pues esto ayudará a retardar la renovación celular y por lo tanto, lograr que el bronceado dure más. Para que el resultado sea más intenso aconsejamos tomar una o dos sesiones adicionales al día siguiente y subsiguiente.

Les recordamos que tanto éste como cualquier tipo de bronceado sin sol no reemplaza de ninguna manera los efectos del protector solar y por lo tanto, tanto en invierno como en verano, se deben utilizar estos productos para protegerse de los efectos de los rayos solares sobre la piel.

Teniendo estos cuidados además de otros como no tomar duchas muy calientes y no frotarse muy fuerte con la toalla a la salida del baño, su bronceado tendrá una duración de entre 5 a 7 días en perfectas condiciones.