Varones, aquí tienen un espacio

La demanda de los hombres por servicios de estética crece día a día

Lo que antes sólo parecía estar reservado para las mujeres, hoy es una preocupación que también atañe al mundo masculino. Y es que el cuidado de la piel – y por qué no, también de la apariencia - deben ser consideradas por los hombres, quienes de a poco se han ido interesando y cautivando con todos los beneficios que ofrece la estética.

Para ellos, nuestro centro cuenta con tratamientos que están destinados a ofrecer ayuda para las distintas necesidades estéticas que nuestros clientes tengan. Recordemos que éstas son diferentes a las de las mujeres - piel más gruesa, grasa y propensa al acné - y por eso estamos preparados para abordar todas sus inquietudes, tanto a nivel de tratamientos corporales, como faciales.

En cuanto al cuidado de la estética corporal, sabemos que los varones tienen necesidades específicas que tienen que ver con la reafirmación y reducción de áreas muy determinadas como la cintura – zona que ellos suelen llamar “michelín” o “flotador” – y la zona pectoral, donde hasta ahora no había nada realmente eficaz hasta que conocimos el I-Lipo, procedimiento que nos ha brindado grandes resultados.

En cuanto a la estética facial, una de las necesidades es la hidratación y para ello utilizamos un tratamiento que contempla la utilización de vitamina C pura, la que devuelve a la piel masculina la energía y vitalidad perdidas. Además, elimina toxinas y fortalece las defensas de la dermis.

Para nosotros, contar con un espacio dedicado 100% para los varones es sumamente importante y por eso tenemos a disposición de ellos servicios especiales como los tratamientos faciales FOR MEN, indicados para las distintas etapas de la piel de los hombres y para sus distintas necesidades de tipo estética.

Dejamos invitados a todos los varones a que nos visiten y consulten por nuestros servicios. Atrévanse y aprovechen la oportunidad de mejorar su estética gracias a tratamientos realizados en forma seria y profesional.